Fábrica con zonas ATEX

Qué son los motores ATEX y en qué zonas los necesitas

Los motores ATEX son motores especialmente indicados para atmósferas explosivas. La principal característica de los motores ATEX es la forma en la que van protegidos, muy distinta al resto de motores. Los motores ATEX están diseñados para evitar que pueda haber fugas hacia el exterior al mismo tiempo que se protege el interior del motor.
P
ara entender mejor el funcionamiento de este tipo de motor deberemos saber primero qué son las atmósferas explosivas, qué tipos existen y por qué es tan peligroso usar motores no especializados en estas zonas.

Qué son las atmósferas ATEX

Entendemos por atmósferas ATEX aquellos espacios donde pueda haber vapor o polvo inflamable o puedan generarse gases explosivos. Distinguimos dos tipos de atmósferas ATEX en función de esas características:

  • Atmósferas con polvo inflamable. La sustancia inflamable puede venir en forma de polvo o fibras y combustiona en caso de ignición.
  • Atmósferas de gas explosivo. La sustancia inflamable puede venir en forma de gas o vapor de aire y combustiona en caso de ignición.

En función de la zona ATEX en la que nos encontremos trabajando será necesario un tipo de motor u otro que pueda proteger tanto al espacio de manipulación como a los agentes humanos que manipulan la maquinaria. 
Un motor que no sea de tipología ATEX supone un riesgo para este tipo de atmósferas, ya que funciona como agente combustible al entrar en contacto con la mezcla de aire y gas, vapor o polvo inflamable.

Las zonas ATEX

Hablamos de zonas ATEX para hacer referencia a esas zonas donde podemos encontrar elementos que sean susceptibles a explosionar. Conocemos seis tipos de zonas ATEX y las identificamos a partir de una numeración concreta: zonas 0, 1, 2, 20, 21 y 22.

Zonas con presencia de gases explosivos

Las tres primeras zonas (0, 1 y 2) son zonas en las que puede haber presencia de gases o vapores inflamables. Este tipo de atmósfera la encontramos, por ejemplo, en almacenes de pintura, disolventes o productos de este estilo. La diferencia entre una zona u otra recae, principalmente, en el grado de presencia de gases explosivos en la atmósfera: 

  • Zona 0. En esta zona encontramos una presencia fija de gases explosivos o por un periodo de tiempo prolongado. 
  • Zona 1. La presencia de gases es posible debido a las condiciones de trabajo.
  • Zona 2: La presencia de gases es poco probable y durante periodos de tiempo cortos.

Zonas con presencia de polvo inflamable 

Las tres últimas zonas (20, 21 y 22), en cambio, son zonas en las que podemos encontrar presencia de sustancias inflamables en forma de polvo o fibras. Son habituales en plantas de fertilizantes o molinos donde se trabajan cereales. Igual que ocurre con las zonas anteriores, éstas también se subdividen en función del grado de presencia de polvo inflamable en la atmósfera:

  • Zona 20. Presencia fija de polvo inflamable en la atmósfera o por un periodo de tiempo prolongado. 
  • Zona 21. La presencia de polvo inflamable es posible debido a las condiciones de trabajo.
  • Zona 22: La presencia de polvo inflamable es poco probable y durante periodos de tiempo cortos.

Para evitar causar o sufrir daños es primordial seguir las indicaciones de seguridad. Entre ellas: la utilización de motores equipados para este tipo de zonas (motores ATEX) y en función de la seguridad requerida, la utilización de los equipos de protección necesarios, la limpieza periódica de la zona y la reducción de las zonas más peligrosas. 
Otro de los factores a tener en cuenta en una zona susceptible a explosionar es la temperatura. Por ese motivo, los motores ATEX vienen equipados con sensores de regulación de temperatura.

Tipos de motores ATEX

Los motores ATEX son diseñados específicamente para las atmósferas explosivas, siempre teniendo en cuenta que se trata de aparatos eléctricos y que deben ir equipados con la protección necesaria para que su uso sea completamente seguro. Diferenciamos hasta cuatro tipos de motores ATEX en función del grado de protección que ofrece cada uno: 

  • Antideflagrantes Exd. Motores especialmente indicados para zonas susceptibles a incendiarse o explosionar debido a la presencia de aire, gas o vapor explosivo. El motor queda totalmente protegido y evita que una explosión interna pueda llegar al exterior.
  • Antichispas Exna (Ex ec). Motores construidos específicamente para que no exista la posibilidad de que haya chispas durante su utilización, incluso en caso de bloqueo del mismo. 
  • Seguridad aumentada Exe. Este tipo de motor está protegido mediante un número específico de precauciones especiales para evitar que se produzcan calentamientos excesivos bajo ninguna circunstancia. 
  • DIP (Protegidos contra ignición de polvo). Motores diseñados para evitar convertirse en la fuente de explosión en atmósferas con presencia de polvo inflamable.

En Steknos somos especialistas en motores ATEX. Si deseas ampliar información sobre esta tipología de motor o cualquier otro tipo de motor, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.